Alonso Pérez es un temible malhechor que junto a su amigo Ramón Bada, le hizo la vida imposible a Tintín en el famoso caso del fetiche de La oreja rota. Murió ahogado mientras intentaba ajustarle las cuentas al reportero Tintín, recibiendo su merecido castigo infernal.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.